LA HOSTIA | El misterio de la transformación


A raíz de la revolución que se está produciendo desde la Iglesia Católica, liderada principalmente por los jóvenes, a partir de su tesoro más desconcertante: la Hostia.
 

Hacemos un documental y no un libro porque no queremos explicar la doctrina católica acerca de la Eucaristía. Lo que queremos es gritar al mundo una experiencia que a los primeros que ha asombrado es a nosotros mismos: ese pan blanco, que parece inerte y muerto, tiene un poder transformador de vidas… Sí; ese pan no es que esté vivo -la vida orgánica del pan-, sino que es pan vivo, poderoso dador de vida espiritual, es un pan que es presencia que intimida y consuela… Sí! Ese trozo de pan es misterioso. Esta experiencia queremos gritarla al mundo. Lo necesitamos, nos ilusiona, nos parece que el mundo tiene que saberlo… y por eso nos hemos metido en este berenjenal.

Este documental es una llamada a la adoración, veneración y conversión a través de Cristo en La Hostia para las personas alejadas y también para las personas propias dentro de la Iglesia.
¡Necesitamos tu ayuda para hacerlo realidad!
Cualquier aportación es bienvenida y por eso queremos que nos ayudéis a subir la montaña todos juntos. ¡Descubre las recompensas!
 

· El documental cuenta con 6 protagonistas con historias y contextos muy diferentes (en muchos casos totalmente ajenos a Dios).

· Refleja el encuentro verdaderamente personal de cada uno con la Hostia, que transforma sus vidas completamente a partir de ese instante.

· Se aborda el día a día de cada uno de estos personajes a través de su propio testimonio personal.

· También a través de aquellos testigos clave que han vivido de primera mano los efectos de ese encuentro con la Hostia.

¿Cuál es la finalidad?

 

Contar a cristianos y no cristianos, a la iglesia y al mundo pagano, que en cada iglesia está “el Cordero de Dios que quita la pesadumbre y la esclavitud, la soledad y la desesperanza, la frustración y el cansancio… es decir, el pecado del mundo”.

Contar a todos que tenemos experiencia del poder de la Hostia, y que supone una verdadera revolución. Es más, por ahí viene la liberación y la sanación de Occidente. Quienes se exponen delante de ese pan lo saben.

Queremos transmitir vida. Y eso es la Hostia: VIDA.